La mirada extraña
Felicidad Martínez

El muerto estaba de paso
Rodolfo Martínez


Antes de Akasa-Puspa
Edición de Juan Miguel Aguilera
Juan Miguel Aguilera y otros

Los Irregulares de Baker Street
Edición y selección de Carmen Moreno
Elia Barceló y otros


La mirada extraña
Felicidad Martínez

A la deriva en el mar de las Lluvias y otros relatos
Edición de Mariano Villarreal
Mary Robinette Kowal y otros

Horizonte lunar
Felicidad Martínez


Antes de Akasa-Puspa
Edición de Juan Miguel Aguilera
Juan Miguel Aguilera y otros
LOS MÁS POPULARES



Garaje 451
Manuel Miyares

Embrión
Rodolfo Martínez

El adepto de la Reina
Rodolfo Martínez

Peta Z
Coordinado por Víctor Blázquez
Víctor Blázquez y otros


Castillos en el aire
Edición de Mariano Villarreal
Elia Barceló y otros

Leyendas del Metaverso
Edición y selección de Víctor Conde
Felicidad Martínez y otros

Premio Avalón de relato fantástico
Edición de Rodolfo Martínez
José María de Toca Catalá y otros

Mundos y Demonios
Juan Miguel Aguilera

Todo arde
Raúl Silvestre

 

Los archivos perdidos de Sherlock Holmes. Edición Omnibus


Viernes, 8 de enero de 2016

Pocos han sabido acercarse a la figura del detective de Baker Street como lo hizo Rodolfo Martínez en sus cuatro novelas holmesianas: La sabiduría de los muertos, Las huellas del poeta, La Boca del Infierno y El heredero de Nadie. En ellas, el autor asturiano no solo se atrevió a reconstruir de manea magistral la […]

[Seguir leyendo]
 

 
 
14 maneras de describir la lluvia
Daniel Pérez Navarro

Recomiendo las obras de Pérez Navarro a aquel lector que aprecie ese tipo de esfuerzo creativo, dispuesto a dejarse sorprender, apostando por formas diferentes de ficcionar. He disfrutado enormemente con sus novelas, sobre todo con 14 maneras de describir la lluvia, y espero leer muchas invenciones más de este escritor.

Cristina Jurado en Más ficción que ciencia

   
 


 
 
María Zaragoza
 
Ha sido galardona, entre otros, con el Premio Ateneo Ciudad de Valladolid, por su novela Los alemanes se vuelan la cabeza por amor (2011); Premio de novela Ateneo Joven de Sevilla, por su novela Dicen que estás muerta (2010); Premio de relato de Arroz negro del BCN Week (2010); Premio “El Buscón” en el XXX Certamen Poético de la Orden Literaria de Francisco de Quevedo de Villanueva de los Infantes (2010).
 
 

 
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook

Te recomendamos


El cadáver que soñaba
Rodolfo Martínez

En la pequeña población costera de Encrucijada la vida transcurre apaciblemente. Las obligaciones del sargento Demáquero Virato no son muchas: velar por el orden y la paz, vigilar los altercados el día de mercado y cuidar que la escasa guarnición bajo sus órdenes sepa dónde tiene cada pie. Pero el mismo día en que un nuevo magistrado llega a la ciudad, se produce un asesinato en el cenobio que hay en las cercanas montañas y la vida empieza a volverse demasiado interesante.

¿Quién mató al joven aprendiz de herrero? ¿Por qué hay un magistrado en una ciudad que se las ha apañado diez años sin uno? ¿Es el asesino uno de los frates del cenobio o se trata tal vez de un artesano de los gremios? Y, sobre todo, ¿por qué alguien de origen patricio como Intrubio Polio elige ser magistrado de una ciudad insignificante en la que nunca pasa nada?

 


El Jardín de la Memoria
Rodolfo Martínez

La Reina de Alboné acude a Honoi, para asistir a la coronación del nuevo Emperador de las islas. Entre el séquito que la acompaña se encuentra Yáxtor Brandan, adepto empírico a su servicio, su más leal (y letal) súbdito.

Yáxtor llegará a tiempo para desenmascarar una conjura que podría haber acabado con la vida del Emperador de Honoi. Mientras acompaña al Cortejo de la Memoria intentará dar con las raíces del peligro, siempre con su misterioso pasado llamando a las puertas de su mente. Entretanto, un futuro que no puede prever irá desplegándose ante sus ojos.

El jardín de la memoria es la continuación de El adepto de la Reina, la novela donde por primera vez Yáxtor Brandan se presentó al público. Como la anterior, se trata de una historia trepidante, llena de peligros y amenazas, donde personajes que no son lo que parecen (y que se deslizan a menudo por una peligrosa cuerda floja moral) luchan por mantener el mundo tal como lo conocen mientras éste se empeña en cambiar.

 


El muerto estaba de paso
Rodolfo Martínez

Durante una cena, el magistrado Polio descubre que, seis años antes, se produjo en Encrucijada un asesinato que quedó sin resolver. Llevado por su insaciable curiosidad, Polio empezará a escarbar en el pasado e intentará por todos los medios a su alcance desentrañar un misterio del que apenas quedan pistas después de tanto tiempo. Es posible, sin embargo, que en esta ocasión esté escarbando demasiado hondo.

Con El muerto estaba de paso Rodolfo Martínez regresa al escenario de El cadáver que soñaba y construye una nueva historia policiaca en la que el misterio y el costumbrismo van de la mano. Poco a poco vamos conociendo más de los personajes y de su entorno, ese lugar ficticio de resonancias romanas y apariencia cotidiana.