La mirada extraña
Felicidad Martínez

El muerto estaba de paso
Rodolfo Martínez


Antes de Akasa-Puspa
Edición de Juan Miguel Aguilera
Juan Miguel Aguilera y otros

Los Irregulares de Baker Street
Edición y selección de Carmen Moreno
Elia Barceló y otros


La mirada extraña
Felicidad Martínez

A la deriva en el mar de las Lluvias y otros relatos
Edición de Mariano Villarreal
Mary Robinette Kowal y otros

Horizonte lunar
Felicidad Martínez


Antes de Akasa-Puspa
Edición de Juan Miguel Aguilera
Juan Miguel Aguilera y otros
LOS MÁS POPULARES



Garaje 451
Manuel Miyares

Embrión
Rodolfo Martínez

El adepto de la Reina
Rodolfo Martínez

Peta Z
Coordinado por Víctor Blázquez
Víctor Blázquez y otros


Castillos en el aire
Edición de Mariano Villarreal
Elia Barceló y otros

Leyendas del Metaverso
Edición y selección de Víctor Conde
Felicidad Martínez y otros

Premio Avalón de relato fantástico
Edición de Rodolfo Martínez
José María de Toca Catalá y otros

Mundos y Demonios
Juan Miguel Aguilera

Todo arde
Raúl Silvestre

 

Los archivos perdidos de Sherlock Holmes. Edición Omnibus


Viernes, 8 de enero de 2016

Pocos han sabido acercarse a la figura del detective de Baker Street como lo hizo Rodolfo Martínez en sus cuatro novelas holmesianas: La sabiduría de los muertos, Las huellas del poeta, La Boca del Infierno y El heredero de Nadie. En ellas, el autor asturiano no solo se atrevió a reconstruir de manea magistral la […]

[Seguir leyendo]
 

 
 
Horizonte lunar
Felicidad Martínez

Felicidad Martínez ya ha demostrado que tiene muy buena mano a la hora de montar historias de este palo. Tiene buenas ideas y sabe exprimirlas. Y en Horizonte Lunar, su primera novela, hace una gran demostración de ello.

Chema Mansilla en La isla de las cabezas cortadas

   
 


 
 
Enrique Lázaro
 
La información existente sobre Enrique Lázaro es vaga y a menudo contradictoria, como si él mismo fuera un personaje de su propia obra. Destilada, tal vez, su vida en uno de esos caleidoscopios que aborrecen el vacío, quién sabe si se ha perdido más allá de las fronteras de la Tierra Vaga.
 
 

 
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook

Te recomendamos


La suerte del dios hambriento
M. C. Arellano

Trevia es la única persona que ha entrado en Kargen y ha vuelto para contarlo. Pese a haberse retirado hace ya tiempo, no puede evitar asumir la responsabilidad de acabar para siempre con la mayor amenaza para los niños de Larda, Veria y el Thrais: Urboja, el Dios Hambriento. Así, a regañadientes, se embarca en la que espera que sea su última empresa… y que podría serlo en un sentido muy distinto al que desea.

Jugando con habilidad con los clichés de la fantasía épica clásica y la estructura del «quest», M. C. Arellano construye una historia sólida y con personajes creíbles en la que la reflexión va de mano de la aventura. No es la paz lo que espera al final del viaje del héroe, ni su grial la resplandeciente Verdad que nadie refuta. Tal vez solo sea la libertad de criterio, incómoda y molesta, la recompensa por realizar la tarea que nadie más está dispuesto a emprender.

 


Los Premios Ignotus: 1991-2000
Coordinado por
Rodolfo Martínez, con Juanma Santiago y Mariano Villarreal
Elia Barceló, César Mallorquí, Domingo Santos, Javier Negrete, Juan Miguel Aguilera, León Arsenal, Rafael Marín, Rodolfo Martínez

Desde 1991 se vienen concediendo los premios Ignotus, los galardones con los que la Asociación Española de Ciencia Ficción, Fantasía y Terror reconoce el trabajo realizado en el género fantástico a lo largo del año anterior a su entrega.

En este libro se repasa la primera década de los Ignotus y se publican las narraciones galardonadas en la categoría de Mejor Relato. Además, Mariano Villarreal y Juan Manuel Santiago repasan lo que supusieron esos años, tanto en publicaciones como en las distintas actividades de los aficionados al género.

Relatos de Elia Barceló, Rafael Marín, Javier Negrete, Rodolfo Martínez, Juan Miguel Aguilera, Domingo Santos, César Mallorquí y León Arsenal.

 


El cadáver que soñaba
Rodolfo Martínez

En la pequeña población costera de Encrucijada la vida transcurre apaciblemente. Las obligaciones del sargento Demáquero Virato no son muchas: velar por el orden y la paz, vigilar los altercados el día de mercado y cuidar que la escasa guarnición bajo sus órdenes sepa dónde tiene cada pie. Pero el mismo día en que un nuevo magistrado llega a la ciudad, se produce un asesinato en el cenobio que hay en las cercanas montañas y la vida empieza a volverse demasiado interesante.

¿Quién mató al joven aprendiz de herrero? ¿Por qué hay un magistrado en una ciudad que se las ha apañado diez años sin uno? ¿Es el asesino uno de los frates del cenobio o se trata tal vez de un artesano de los gremios? Y, sobre todo, ¿por qué alguien de origen patricio como Intrubio Polio elige ser magistrado de una ciudad insignificante en la que nunca pasa nada?