La mirada extraña
Felicidad Martínez

El muerto estaba de paso
Rodolfo Martínez


Antes de Akasa-Puspa
Edición de Juan Miguel Aguilera
Juan Miguel Aguilera y otros

Los Irregulares de Baker Street
Edición y selección de Carmen Moreno
Elia Barceló y otros


A la deriva en el mar de las Lluvias y otros relatos
Edición de Mariano Villarreal
Mary Robinette Kowal y otros

La mirada extraña
Felicidad Martínez

Antes de Akasa-Puspa
Edición de Juan Miguel Aguilera
Juan Miguel Aguilera y otros


Horizonte lunar
Felicidad Martínez
LOS MÁS POPULARES



Garaje 451
Manuel Miyares

Embrión
Rodolfo Martínez

El adepto de la Reina
Rodolfo Martínez

Peta Z
Coordinado por Víctor Blázquez
Víctor Blázquez y otros


Castillos en el aire
Edición de Mariano Villarreal
Elia Barceló y otros

Leyendas del Metaverso
Edición y selección de Víctor Conde
Felicidad Martínez y otros

Premio Avalón de relato fantástico
Edición de Rodolfo Martínez
José María de Toca Catalá y otros

Mundos y Demonios
Juan Miguel Aguilera

Todo arde
Raúl Silvestre

 

Los archivos perdidos de Sherlock Holmes. Edición Omnibus


Viernes, 8 de enero de 2016

Pocos han sabido acercarse a la figura del detective de Baker Street como lo hizo Rodolfo Martínez en sus cuatro novelas holmesianas: La sabiduría de los muertos, Las huellas del poeta, La Boca del Infierno y El heredero de Nadie. En ellas, el autor asturiano no solo se atrevió a reconstruir de manea magistral la […]

[Seguir leyendo]
 

 
 
Detective
Rodolfo Martínez

Otro buen añadido a ese puzzle que, poco a poco, va desvelando a los lectores el pasado y las razones de quien habría de convertirse en una perfecta máquina de matar tal y como lo conocimos en El adepto de la Reina. [...] Atractivo, intrigante, revelador y bien escrito y agradablemente narrado,.

Santiago Gª Solans en Sagacomic - Lothlorien

   
 


 
 
Juan Miguel Aguilera
 
Diseñador industrial, publicó su primer relato en la revista Nueva Dimensión, «Sangrando correctamente», escrito en colaboración con Javier Redal. Frutos de esa colaboración serían también sus primeras novelas: Mundos en el abismo, Hijos de la Eternidad y El refugio.

Con el tiempo, su obra se ha ido orientando hacia la fantasía histórica, un giro iniciado con La locura de Dios, a la que seguirían Rhyla y El sueño de la razón. En los últimos años, buena parte de su obra ha sido publicada directamente en Francia. Con La Red de Indra se adentra en el terreno del tecno-thriller.

Como ilustrador fue durante muchos años (en colaboración con Paco Roca) responsable de las cubiertas de Nova, la colección de ciencia ficción de Ediciones B. En solitario ha realizado un buen número de cubiertas para Gigamesh y otros editores. Hombre inquieto, también se ha movido dentro del mundo del cómic, tanto en colaboración con Paco Roca como con Rafael Fontériz.
 
 

 
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook

Te recomendamos


El Jardín de la Memoria
Rodolfo Martínez

La Reina de Alboné acude a Honoi, para asistir a la coronación del nuevo Emperador de las islas. Entre el séquito que la acompaña se encuentra Yáxtor Brandan, adepto empírico a su servicio, su más leal (y letal) súbdito.

Yáxtor llegará a tiempo para desenmascarar una conjura que podría haber acabado con la vida del Emperador de Honoi. Mientras acompaña al Cortejo de la Memoria intentará dar con las raíces del peligro, siempre con su misterioso pasado llamando a las puertas de su mente. Entretanto, un futuro que no puede prever irá desplegándose ante sus ojos.

El jardín de la memoria es la continuación de El adepto de la Reina, la novela donde por primera vez Yáxtor Brandan se presentó al público. Como la anterior, se trata de una historia trepidante, llena de peligros y amenazas, donde personajes que no son lo que parecen (y que se deslizan a menudo por una peligrosa cuerda floja moral) luchan por mantener el mundo tal como lo conocen mientras éste se empeña en cambiar.

 


La suerte del dios hambriento
M. C. Arellano

Trevia es la única persona que ha entrado en Kargen y ha vuelto para contarlo. Pese a haberse retirado hace ya tiempo, no puede evitar asumir la responsabilidad de acabar para siempre con la mayor amenaza para los niños de Larda, Veria y el Thrais: Urboja, el Dios Hambriento. Así, a regañadientes, se embarca en la que espera que sea su última empresa… y que podría serlo en un sentido muy distinto al que desea.

Jugando con habilidad con los clichés de la fantasía épica clásica y la estructura del «quest», M. C. Arellano construye una historia sólida y con personajes creíbles en la que la reflexión va de mano de la aventura. No es la paz lo que espera al final del viaje del héroe, ni su grial la resplandeciente Verdad que nadie refuta. Tal vez solo sea la libertad de criterio, incómoda y molesta, la recompensa por realizar la tarea que nadie más está dispuesto a emprender.

 


La máquina del tiempo
H. G. Wells

Prólogo de Félix J. Palma
Traducción de Rodolfo Martínez

La primera gran historia de viajes en el tiempo y una de las grandes novelas de ciencia ficción de todas las épocas. Una especulación arriesgada y sumamente aguda no sólo en lo científico, sino, y especialmente, en lo social y lo político.

El Crononauta de Wells recorrerá distintos momentos de nuestro futuro para acabar en una remota y aparentemente utópica sociedad en la que la humanidad se ha dividido en dos especies tan antagónicas como dependientes la una de la otra: los apacibles Elois y los siniestros Morlocks. La evolución social que prefigura ese escenario sigue siendo, más de cien años después de su publicación, uno de los momentos más brillantes y estremecedores de la ciencia ficción de todos los tiempos.

Y como complemento perfecto a la novela, Félix J. Palma (El mapa del tiempo, El mapa del cielo, El mapa del caos) realiza un interesante repaso al proceso creativo de Wells, la intencionalidad, a menudo política, de su obra y el eco que la novela alcanzó en su tiempo.