||  

NovedadesOfertasAntologíasCiencia ficciónFantasíaHistóricoPoliciacoSherlock Holmes
ClásicosZportulaEnsayoPoesíaInglésTodos
2015201420132012201120102009


Cat's Whirld
Rodolfo Martínez

Ecos
Víctor Conde

Alucinadas
Edición de Cristina Jurado y Leticia Lara
Teresa P. Mira de Echeverría y otros

Los rostros del pasado
Rodolfo Martínez, Felicidad Martínez

La torre del elefante
Robert E. Howard


A la deriva en el mar de las lluvias y otros relatos
Edición de Mariano Villarreal
Mary Robinette Kowal y otros

La sonrisa del gato BSO
John Serrano
John Serrano

La suerte del dios hambriento
M. C. Arellano

La sonrisa del gato. Edición 20 aniversario
Rodolfo Martínez

Antes de Akasa-Puspa
Edición de Juan Miguel Aguilera
José Manuel Uría y otros



Alucinadas
Edición de Cristina Jurado y Leticia Lara
Teresa P. Mira de Echeverría y otros


Infierno nevado
Ismael Martínez Biurrun


Mariposas del oeste y otros relatos
Edición de Mariano Villarreal
Eduardo Vaquerizo y otros


Ecos
Víctor Conde

LOS MÁS POPULARES



Garaje 451
Manuel Miyares

Embrión
Rodolfo Martínez

El adepto de la Reina
Rodolfo Martínez

Peta Z
Coordinado por Víctor Blázquez
Víctor Blázquez y otros

 

Sportula en el Festival Celsius


Lunes, 20 de julio de 2015

Y acabada la Semana Negra de Gijón se nos echa encima el Festival Celsius 232, que se celebrará entre los días 29 de julio y 1 de agosto en la localidad asturiana de Avilés. Ya desde su inicio, Sportula estuvo presente en el festival y este año no será menos. Aún no podemos daros las […]

[Seguir leyendo]
 

 
 
Fieramente humano
Rodolfo Martínez

Una novela redonda en todos sus sentidos que, resumiendo, aparte de estar muy bien escrita, es condenadamente entretenida.

José Luis Mora en Sueños de un espectador

   
 


 
 
Alejandro Castroguer
 
Alejandro Castroguer (Málaga, 1971) es autor de La Guerra de la Doble Muerte, que Almuzara ha publicado tras los éxitos cosechados con los zombis de Max Brooks, premiada recientemente como "mejor obra literaria" por el Festival del Cómic de Málaga. Ha publicado dos relatos en la antología Para mí tu carne (Veintitrés Escalones, 2011), y uno en Tenebrae (Saco de Huesos, 2010). En la primavera de 2012 apareció El Manantial, editada por Dolmen.
 
 

 
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook

Te recomendamos


Infierno nevado
Ismael Martínez Biurrun

Celio Rufo es un veterano de la Legión, antiguo escribano en las tropas de Pompeyo el Grande. Pero Celio es sombra de lo que una vez fue: vive en un estado de terror permanente y la locura se agazapa a pocos pasos de él. Atrapado entre el deseo de olvidar y la necesidad de contar lo que pasó en Hispania, su vida es un laberinto sin salida... hasta que encuentra a otro veterano de la Legión, otro superviviente de los hechos atroces que presenció y empieza por fin a recordar y narrar lo que recuerda.

Así es como sabremos lo que ocurrió en el invierno del año 75 antes de Cristo en Hispania en un descanso en la lucha contra el rebelde Sertorio y conoceremos la historia del tribuno Arranes, un hombre atrapado entre su lealtad a Roma y su origen vascón. A través de la memoria de Celio asistiremos a la misión que emprende Arranes a lo más recóndito de las montañas, donde él y sus hombres encontrarán un terror ancestral y primigenio que se agazapa en lo más profundo del bosque nevado.

 


El adepto de la Reina
Rodolfo Martínez

Entre los Pueblos del Pacto y el Martillo de Dios existe un estado de guerra fría que se ha prolongado durante más de veinte años. Una guerra sin ejércitos en la que las batallas se libran en la oscuridad y la información es el arma más peligrosa.

En ese mundo (que en ocasiones parece la Edad Media, en otras, el Renacimiento y en otras, el siglo XIX) vive Yáxtor Brandan, adepto empírico al servicio de la Reina de Alboné, un personaje implacable, amoral y carente de escrúpulos que lucha por recuperar su propio pasado mientras intenta impedir que un nuevo jugador en el juego del espionaje ponga fin al mundo, tal como se conoce.

 


El rey lansquenete
Santiago García Albás

A mediados del siglo XXI, los criminales se someten al tratamiendo distrópico, un procedimiento que nubla su percepción de la realidad y permite a las autoridades controlar su comportamiento. El sistema, aparentemente infalible, ha acabado prácticamente con la reincidencia. Incapaz de distinguir si lo que ve es la realidad o una ficción programada, el criminal vive en un estado de paranoia y frustración crecientes y deja de ser una amenaza para la sociedad.

Pero, ¿es el sistema tan infalible como parece, realmente es imposible burlarlo? ¿O tiene tal vez algún hueco por el que alguien lo bastante habilidoso, o lo suficientemente empecinado, puede colarse?