||  

NovedadesOfertasAntologíasCiencia ficciónFantasíaHistóricoPoliciacoSherlock Holmes
ClásicosZportulaEnsayoPoesíaInglésTodos
2015201420132012201120102009


Cat's Whirld
Rodolfo Martínez

Ecos
Víctor Conde

Alucinadas
Edición de Cristina Jurado y Leticia Lara
Teresa P. Mira de Echeverría y otros

Los rostros del pasado
Rodolfo Martínez, Felicidad Martínez

La torre del elefante
Robert E. Howard


A la deriva en el mar de las lluvias y otros relatos
Edición de Mariano Villarreal
Mary Robinette Kowal y otros

La sonrisa del gato BSO
John Serrano
John Serrano

La suerte del dios hambriento
M. C. Arellano

La sonrisa del gato. Edición 20 aniversario
Rodolfo Martínez

Antes de Akasa-Puspa
Edición de Juan Miguel Aguilera
José Manuel Uría y otros



Alucinadas
Edición de Cristina Jurado y Leticia Lara
Teresa P. Mira de Echeverría y otros


Ecos
Víctor Conde


Vintage 63: JFK y otros monstruos
Selección de Alejandro Castroguer
Alejandro Castroguer y otros

Danza de tinieblas
Eduardo Vaquerizo
LOS MÁS POPULARES



Garaje 451
Manuel Miyares

Embrión
Rodolfo Martínez

El adepto de la Reina
Rodolfo Martínez

Peta Z
Coordinado por Víctor Blázquez
Víctor Blázquez y otros

 

Sportula en el Festival Celsius


Lunes, 20 de julio de 2015

Y acabada la Semana Negra de Gijón se nos echa encima el Festival Celsius 232, que se celebrará entre los días 29 de julio y 1 de agosto en la localidad asturiana de Avilés. Ya desde su inicio, Sportula estuvo presente en el festival y este año no será menos. Aún no podemos daros las […]

[Seguir leyendo]
 

 
 
Principito debe morir
Carmen Moreno

Principito debe morir es ciencia ficción. No al uso. Es aventura. Es juicio. Maquilla, Carmen, con pinturas que mezcla. Utiliza la experiencia del crecimiento con los poderes políticos corruptos, los sociales, ataca el sistema, lo descompone, lo coloca sobre la mesa y hace que Principito se deje arrastrar por las circunstancias que le llevarán a su propio (re)conocimiento.

Laura Muñoz en Culturamas

   
 


 
 
Steve Redwood
 

Steve Redwood nació en la Pérfida Albión durante un lluvioso día de 1943. Veinticinco años más tarde, seguía lloviendo, así que decidió abandonar el país. La mayor parte de su vida es un caso de manual de cómo malgastar la propia existencia con auténtica despreocupación; parte de ella ha sido dilapidada en Turquía, Arabia Saudí y España, donde de momento se esconde en un ignoto cuchitril madrileño. En alguna ocasión corrió el peligro de tener que trabajar de verdad, pero consiguió evitarlo haciéndose profesor de inglés, igual que logró esquivar varias veces el matrimonio por el expeditivo método de darse a la fuga… de ahí los frecuentes cambios de país. A los 50 años, tras la pérdida del pelo, varios dientes, su cordura, y toda esperanza, decidió buscar una segunda profesión donde la falta de esos elementos no llamara la atención: se hizo escritor. Desde entonces, no ha vuelto a mirar atrás… principalmente a causa de la tortícolis.

Su primera novela humorística de fantasía, Fisher of Devils, fue nominada a mejor novela en 2003 por la Sociedad Británica de Fantasía, que rectificó semejante barbaridad un par de años después al no nominar a su segunda novela, Who Needs Cleopatra?, a nada (aunque fue considerada por Michael Moorcock como «un entretenimiento perfecto»). Redwood aprendió su lección, se oía el tintineo de doblones, y su tercer libro, Broken Symmetries, sí que fue nominada de nuevo en 2010 por la misma Sociedad, esta vez como mejor recopilación del año. Gracias a una ingeniosa mezcla de sobornos, amenazas y, sobre todo, lacrimógenas cartas de presentación, se las ha apañado también para colocar unos cincuenta relatos en varias prestigiosas revistas y antologías, como el Thackery T Lambshead Pocket Guide to Eccentric and Discredited Diseases (finalista del Hugo y el World Fantasy) y The Mammoth Book of Comic Fantasy.

En España se han traducido sus dos novelas, bajo los títulos de El pescador de demonios y ¿Quién necesita a Cleopatra?, así como una antología de relatos cortos, Los pingüinos también se ahogan.

La foto que acompaña a esta biografía fue tomada hace más de cuarenta años, aunque Steve asegura que se mantiene exactamente igual. Tengamos en cuenta que escribe fantasía.

 
 

 
Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook

Te recomendamos


El adepto de la Reina
Rodolfo Martínez

Entre los Pueblos del Pacto y el Martillo de Dios existe un estado de guerra fría que se ha prolongado durante más de veinte años. Una guerra sin ejércitos en la que las batallas se libran en la oscuridad y la información es el arma más peligrosa.

En ese mundo (que en ocasiones parece la Edad Media, en otras, el Renacimiento y en otras, el siglo XIX) vive Yáxtor Brandan, adepto empírico al servicio de la Reina de Alboné, un personaje implacable, amoral y carente de escrúpulos que lucha por recuperar su propio pasado mientras intenta impedir que un nuevo jugador en el juego del espionaje ponga fin al mundo, tal como se conoce.

 


Mundos en la Eternidad
Juan Miguel Aguilera, Javier Redal

Akasa-Puspa. Flor que brilla en el cielo. Un cúmulo globular que orbita nuestra galaxia y por el que la humanidad se ha extendido. Un puñado abigarrado de soles y planetas sometido a un ciclo continuo de auge y caída, de ignorancia y conocimiento, de ciencia y superstición.

Akasa-Puspa, donde la pujante Utsarpini se expande en la conquista de nuevos territorios, donde el decadente Imperio aún mantiene su influencia, donde la Hermandad posa las garras de su fe.

Hasta que un día, lo que parece un simple accidente, acaba llevando a lo que quizá sea el mayor descubrimiento de la humanidad, el más grande de todos los enigmas, aquel por cuya posesión matarían los hombres... y puede que no sólo ellos.

 


La parte del ángel
Santiago García Albás

En Telnek, los sueñonautas viven una vida onírica más allá de la real, un mundo virtual de proporciones gigantescas posible gracias al Inductor del Sueño y los elaborados escenarios creados por los Jinetes del Factor. Pero un nuevo y extraño virus, el Vexilla Regis Prodeunt, está empezando a infectar Telnek.

Tristán Tamargo tendrá que investigar el origen de ese virus y no tardará en descubrir su relación con la recreación de la batalla de Hattin en 1187, durante las cruzadas, y con la obra y los actos de uno de los más famosos Jinetes, Víctor Gluck. Tamargo irá descubriendo la verdad tras la vida y la muerte del Jinete mientras desentraña los misterios de Telnek y, tal vez, la madeja de su propia vida y la tragedia que lo acompaña.

Como en las anteriores entregas de Cybersiones, «La parte del ángel» nos muestra un creíble escenario de futuro cercano y una tecnología plausible en los que encaja una trama trepidante que arropa un fascinante misterio con una no menos fascinante solución.